10 Claves Para Entender El Sueño De Tu Bebé

Una mejor comprensión del sueño de un niño permite a los padres ayudarlo a desarrollar hábitos de sueño regulares que lo llevarán a dormir mejor y, por lo tanto, a volverse fuerte y saludable. Aquí hay algunas pistas.

Dificultad para conciliar el sueño, llanto repentino, despertares frecuentes, pesadillas y terrores nocturnos… todo esto es normal porque los bebés duermen de forma muy diferente a los adultos y solo se acercan a él con el tiempo y la madurez de su sistema nervioso. Una mejor comprensión de estos mecanismos podría permitir a los padres ayudar a sus hijos a descansar mejor. Aquí respondemos a las preguntas que más a menudo se hace sobre el sueño de los niños.

1. ¿Por qué los bebés duermen la mayor parte del tiempo?

Los bebés recién nacidos duermen alrededor de 15 a 16 horas al día, pero eso es un promedio, y la diferencia es dramática: algunos bebés duermen 12 horas, mientras que otros duermen hasta 20 horas. Después de unos 6 meses, el tiempo promedio de sueño por niño se redujo a 12 a 14 horas. cielo. A la edad de 1 año, dormían alrededor de 12 horas al día. Los factores constitucionales y las prácticas familiares y culturales también pueden explicar estas diferencias.

2. ¿Puede un recién nacido distinguir entre el día y la noche?

No haga. Su sueño era irregular, más o menos distribuido uniformemente durante un período de 24 horas. Los primeros signos de un ritmo circadiano aparecen a las dos o tres semanas, cuando los bebés comienzan a inquietarse y llorar al anochecer, lo que se denomina “cólico del bebé”. Alrededor de seis semanas, con sueño prolongado por la noche;Se fusionaron en unos dos o tres meses.

3. ¿Por qué el niño se mueve tanto al principio, pateando y saludando mientras duerme?

Estos movimientos ocurren durante el sueño REM, cuando los recién nacidos duermen más que los adultos. A medida que el bebé crece, esta etapa se acorta y se vuelve menos agitado durante el sueño.

4. ¿Por qué mi bebé se queda dormido después de darle la leche de la noche?

No es sólo una cuestión de saciedad. La leche materna contiene endorfinas, opioides producidos por el cuerpo femenino, que favorecen el sueño;Son especialmente abundantes en las etapas finales de la lactancia. El pecho también es un gran confort para el bebé;A medida que crezca, encontrará otras formas de brindar comodidad al bebé, como una colcha.

5. ¿Seguir una rutina a la hora de acostarse ayuda a que mi hijo se duerma?

Seguir un pequeño ritual, una serie de pasos que son siempre los mismos y se repiten todas las noches antes de acostarse, puede ayudar mucho a los niños. Un baño, un abrazo, un cuento o una canción de cuna… lo que cuenta es la repetición, pero lo más importante, como han demostrado algunos estudios, es la implicación y el compromiso emocional de los padres a la hora de realizar estos gestos. Para ser efectivo, debe ser un momento de intensa comunicación entre niños y adultos.

6. ¿Por qué la mayoría de los bebés se despiertan repetidamente durante la noche?¿Es por hambre o por algo más?

Los despertares nocturnos están relacionados con la periodicidad del sueño, no con el hambre. El ciclo de sueño de un recién nacido es de 50 a 60 minutos, y el de un adulto es de unos 90 minutos. Durante los dos primeros meses, el despertar del bebé suele coincidir con la comida;A partir de los cuatro meses, dormir es sinónimo de separación. Posteriormente, irse a dormir y volverse a dormir depende de la relación entre el niño y el padre. Todos los bebés menores de un año se despiertan varias veces durante la noche. Aquellos que no tenían dificultad para separarse de los adultos tenían más probabilidades de volver a dormirse solos.

7. ¿Los recién nacidos también sueñan?

Investigaciones recientes han demostrado que los niños sueñan en el útero. Al observar los movimientos de los músculos de los ojos, los investigadores encontraron que durante los últimos meses del embarazo, los bebés alternan entre el sueño profundo y el sueño REM.

Los momentos de emoción y excitación vividos durante el día son el origen de las pesadillas de los niños. A veces, las pesadillas reflejan miedos normales de toda la vida, como el miedo a la separación;Otras veces, se deben a un evento específico que llamó la atención del niño.

8. ¿Dormir realmente te hace más alto?

Científicos de la Universidad de Emory en Georgia, EE. UU., descubrieron que en los niños existe una fuerte correspondencia entre el aumento del tiempo de sueño por día y el aumento en el crecimiento, la altura y el peso. Se especula que este fenómeno está relacionado con el aumento de la producción de la hormona del crecimiento durante el sueño.

9. ¿Hacer ejercicio durante el día ayuda a los niños a dormir mejor por la noche?

Cuanta más actividad física haga tu hijo durante el día, menos dificultad tendrá para conciliar el sueño por la noche. Por el contrario, dedicar una hora a actividades sedentarias aumenta en 3 minutos el tiempo que tarda tu hijo en conciliar el sueño. Por otro lado, si la actividad física diurna favorece el descanso nocturno, es recomendable evitar los juegos nocturnos demasiado activos, ya que los niños llenos de adrenalina tendrán dificultades para relajarse.

10. ¿El sueño promueve el aprendizaje?

Las siestas juegan un papel clave en el proceso de aprendizaje. Dormir y soñar ayuda al cerebro en desarrollo de un niño a recordar lo que aprendió durante el día y procesar la información recopilada. A la edad de 1 año, los niños aún no pueden permanecer despiertos todo el día, desde la mañana hasta la noche. Aunque pierda gradualmente la costumbre de dormir la siesta, lo mejor es darle a tu hijo la oportunidad de dormir durante el día si así lo desea, pero no lo obligues si no siente la necesidad de hacerlo.