Mi Hijo Rechina Los Dientes

Si usted es uno de esos padres que luchan con la irritabilidad nocturna de su hijo, sepa que puede solucionarlo. Entre los fenómenos propios del sueño se encuentra el bruxismo, que se define como el rechinar de los dientes. Para ayudar a su hijo a superar este obstáculo nocturno, encuentre las causas y soluciones en este artículo.

Bruxismo en niños: un auténtico trastorno del sueño

Te despiertas por la noche y notas que tu hijo hace un ruido extraño: está rechinando los dientes. Retrajo repetidamente su mandíbula, presionando sus dientes inferiores contra sus dientes superiores.

A primera vista, puede parecer que su hijo está durmiendo, pero no está seguro. Parece estar profundamente dormido, así que te dices a ti mismo que es un durmiente. Sin embargo, el bruxismo en los niños se clasifica como un trastorno del sueño. Un niño que rechina los dientes puede rechinar los dientes durante varias noches seguidas y en distintas etapas del sueño.

Rechinar los dientes en los niños: ¿es grave?

El bruxismo se considera una condición leve porque en realidad no despierta a su hijo. Sin embargo, esto no debe tomarse a la ligera, ya que la enfermedad empeorará y cambiará la calidad del sueño con el tiempo. Más tarde, los despertares nocturnos por rechinar los dientes pueden ser insoportables. Al mismo tiempo, este problema también puede derivar en otros problemas, como el deterioro del esmalte dental. Definitivamente necesita llevar a su hijo al dentista para verificar el impacto de rechinar los dientes. El esmalte roto es de hecho una consecuencia más grave de esta postura involuntaria y repetitiva.

¿Qué causa el rechinar de dientes en los niños?

El bruxismo ocurre debido a muchos factores. En términos generales, es el estado emocional de la persona, por lo que aquí está el estado emocional del niño, que ocupa la razón principal. Los niños nerviosos son más propensos a rechinar los dientes que los niños tranquilos. Si su hijo tiene la edad suficiente para discutir, siempre puede verificar si este es el caso. A veces, el niño no puede expresar la causa del estrés, lo que conduce a otros síntomas, como hablar dormido o bruxismo.

Los niños en proceso de dentición pueden sufrir bruxismo, pero no necesariamente son víctimas de un estrés intenso. Hacer crecer los dientes y frotarlos puede brindarle a su hijo un alivio temporal hasta que crezcan.

El bruxismo también tiene una causa parasitaria: lombrices (oxiuros) en tu hijo. Las hembras de este gusano pueden migrar durante la noche en busca de un lugar para poner sus huevos. Termina cerca del ano, causando picazón y poniendo nervioso a su hijo. Como resultado, rechina los dientes mientras duerme.

¿Cómo tratar el bruxismo en niños?

La comunicación con su hijo es clave. Si puede averiguar qué le está causando ansiedad, puede ayudarla a deshacerse de ella. Tienes que ayudarlo a recuperar su equilibrio emocional. En el caso de las lombrices, un pediatra puede recetar medicamentos antiparasitarios para su hijo.

Para el alivio sintomático del problema del bruxismo, los dentistas ofrecen las llamadas “placas de mordida”. Es un dispositivo bucal que se coloca en la boca durante el sueño para evitar el contacto con los dientes. Esta placa tiene la ventaja de reducir el desgaste del esmalte. Sin embargo, simplemente relajar la mandíbula no es suficiente. Por lo tanto, el manejo del estrés sigue siendo un aspecto que no puede ser ignorado.