Vomitando En La Escuela

Tengo una hija de tres años y medio que ha estado vomitando en la escuela casi todos los días durante las últimas tres semanas. No lo hace en situaciones concretas: a veces cuando la dejo en el colegio, a veces después de cenar, a veces cuando va a clase…  

La primera semana esperamos un rato cuando me dijo que tenía dolores de estómago, luego la observamos durante el fin de semana (estaba bien). A la semana siguiente, cuando volvió a vomitar en la escuela, la castigamos más severamente y la amenazamos con seguir castigándola si seguía vomitando. No vomitó el jueves y el viernes.

Ayer lunes, cuando la recogimos del colegio, nos dijo que no vomitaba, y el martes una profesora nos dijo que sí. No sé si se olvidó o mintió. De hecho, me preocupa tanto que no sé qué hacer (traté de preguntarle, pero creo que es demasiado joven para responderme).

Por supuesto, ella no faltó un día a la escuela. Soy psicóloga (clínica, no infantil) y en todo lo que he leído sobre la fobia escolar se ha descrito el vómito como posible respuesta, pero nada en ninguna publicación sobre cómo afrontarlo Consejo: No valorar y dejar pasar el tiempo, castigar, amenazar…

No sé qué pudo haber causado esto, porque aunque nunca fue feliz yendo a la escuela, ahora parece asustada y triste. Por otro lado, me preocupa que esté acostumbrada a vomitar como reacción a cualquier molestia.¿Qué solemos hacer en estas situaciones?

No sé cuál debería ser nuestra respuesta para no exagerar y subestimar la situación.

Respuesta del pediatra

No creo que te enseñe nada que no sepas. Los niños pueden expresar su disconformidad de mil formas, una de ellas es vomitando.

Cuando un niño desarrolla síntomas físicos como los de su hija, parece lógico que el primer paso sea buscar la enfermedad que está causando esos síntomas.

Por lo que me has explicado, parece más bien la reacción de tu hija ante su disconformidad con la escuela o algo así, tal vez ahí, pero no sé. Más.

Esta pregunta ha llamado nuestra atención. Regañar a tu hija, castigarla, como preguntarle si vomitó, ya es una forma de “premiarla”. Si le vas a preguntar a alguien es a la maestra y no al niño, y hay que dejarlo de lado y tu niña no se da cuenta. Si le dicen que está vomitando, verifique si se detectan otros síntomas o si el niño no se siente bien.

Te contaré una historia. Pediatra, odiaba la escuela de niño, odiaba la escuela, lo de los horarios fijos, la disciplina, etc, además usa anteojos, entonces es un “binoclard” o cualquier otro atributo que le venga a la mente a algún brutal gay. El pediatra vomitaba todos los días, supongo que espero que pueda quedarse en casa o que le digan que se vaya a casa. A su madre no le importó al principio, pero recuerdo como ayer, ella dijo “vas a llegar tarde a la escuela”…

Ahora que estamos en la “historia”, no olvides la parábola de Pedro y el lobo, que muchas veces dice que el lobo se acerca ese día, lo cual es cierto y nadie lo cree.

Cuida a tu pequeña, infórmate con la maestra, vive en silencio, no hables de eso delante de tu hija.